Buscar este blog

martes, 24 de abril de 2012

EL ESCRITOR


EL ESCRITOR
PEDRO SHIMOSE

Lo peor de todo es que cuando llego a la “compu” y la “prendo”, casi todas las ideas derramadas en mi mente por “sabrá Dios quien es”, se desvanecen en puntas de hilo. Todos los ajetreos mentales se desfasan y digo: no importa… escribo lo que salga, lo que se me venga a la mente, sin pensarlo demasiado, sin decidirlo ni objetarlo. Por último quien soy yo para decidir mi destino.

Tanto alboroto para que  mis dedos se trencen  en el teclado con la angustiosa desidia de escribir a tiempo desmedido, sin pausa, con la puerta cerrada, escuchando las voces detrás de la pared y el bullicio de la gente corriendo por las calles. Me da nostalgia aquel escritor que desde Europa escribe para el matutino local, que se fue tan lejos para poder desdeñar, escribir sin lágrimas y con reposo. A tiempo pausado y con calma, refrendando fuentes, alquimista de la palabra, testaferro de la razón. Aquilatado con Arquímedes y sufriendo como Maquiavelo.

La otra vez lo escuché hablar sobre los tubérculos, los del canciller del viagra, me decía a viva voz, porque le conozco la voz de cada una de sus palabras escritas. Una vez conversé con él. Hice de chofer de mi propio auto engalanado con sus asentaderas traficando en el asiento presente de caballero y pasajero. Le pregunté por su dirección y me dijo el hotel de siempre. Le conversé con el chicle entre la lengua y me tarareo la canción que había escrito, tan memorable ella, Sombrero e´Sao.

Yo lo conocí hablando de Maquiavelo mientras leía a Nietzsche. Sentado de piernas cruzadas hablaba sobre el príncipe como si hablara de su abuelo. Yo lo atribuí a su origen oriental.

Todas sus obras: Triludio en el exilio (1961),Sardonia (1967),Poemas para un pueblo (1968), Quiero escribir, pero me sale espuma(1972)Premio Casa de las Américas, Caducidad del fuego (1975), Al pie de la letra (1976), El Coco se llama Drilo (cuentos, 1976), Reflexiones maquiavélicas (1980), Diccionario de Autores Iberoamericanos (1982), Bolero de caballería (1985), Poemas (1988; reúne sus libros anteriores), Historia de la literatura hispanoamericana (1989) Riberalta y otros poemas (1996) No te lo vas a creer (2000)me hicieron pensar: Pero que mierda hago sin escribir…pero escribir es difícil:  citar, pensar, analizar, gritar en la mente, forjarme un horario diario para teclear la vida, uff…además el hombre es un maestro, como pretendes igualarlo nooo… si  solo quiero escribir, me respondí.

Ingenuo yo, me di unas cuantas vueltas por el parque urbano que queda al frente de mi casa, para pensar algunas ideas…y otra vez…la maldita sensación de querer escribir cuando no hay cerca un desgraciado papel y menos una lapicera, el blackberry es muy incapaz para hacer ese oficio, solo sirve para chatear y recibir mensajes repetidos.

De todas maneras, quien pudiera escribir como escribe chavela diría Joaquín Sabina…en este caso: como escribe Don Pedro Shimose…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails