Buscar este blog

lunes, 24 de octubre de 2016

BEN AFFLECK ES EL CONTADOR

EL CONTADOR DE HISTORIAS



Una mente maravillosa es una de las películas que más me ha impactado. Con la actuación de Russel Crowe y la historia de John Nash me transportaron a un mundo idílico y épico. Casi perfecto; pero al mismo tiempo, lleno de tinieblas y exagerada trágica y demencial historia. Luego con Good Will Hunting, escrita y protagonizada por Ben Affleck y Matt Damon, y donde actuó también el  extinto Robin Williams me atraparon en ese laberinto algebraico de la matemática. El puzzle, el rompecabezas de una película que llevaba el sello de ganador. Las dos obras cinematográficas llevaban el signo matemático de sumar. Sumaron momentos de tensión intensos. La aventura. El héroe. La locura de los protagonistas. La magia de la genialidad.




El personaje es un matemático. Eso es lo que es. Y en las películas hollywoodense, los números son culto aparte. Tener la habilidad de plasmarlo eso en las pantallas es sinónimo también de genialidad. En el caso de Russel Crowe, supo meterse en la cabeza de John Nash y escudriñar sus gestos y sus pensamientos esquizofrénicos. Llevaba la de ganar porque al final pocos terminan conociendo al verdadero personaje y dueño de la historia; sino lo que vemos es una representación de lo que él fue. Casi un holograma interpretando lo que en su tiempo fue realidad. Good Will Hunting también lleva a la pantalla a un joven genio que resuelve problemas matemáticos. Desde las oficinas de limpieza, se desliza por los pasillos de la universidad y resuelve un problema que nadie había podido resolverlo hasta que él pudo. Es el que ejerce la magia. La cambia para bien de su destino. Lo  interesante del guión de esta película y la buena ejecución de su director, es que supieron guiar al espectador hacia esos momentos donde la genialidad ocurre. Porque al final de cuentas, en este tipo de películas lo que importa es eso. Sobre todo si son biográficas, basadas en hechos reales.




Busco la realidad interpretada. Eso es lo que me agrada de este tipo de película. Más allá del thriller o de la peli emotiva, busco las historias y como se desarrollaron. Es así que cuando Matt Damon interpreta al joven Will Hunting genio de las matemáticas, yo cargaba eso en mi subconsciente en una esponja que guardo en el bolsillo de mis pensamientos. Ahí chupaba toda esa genialidad transmitida por el actor y el director.

Siempre me gustaron las matemáticas. Nunca fui bueno para ellas, pero me emocionaba poder descubrir los resultados. Aprender los métodos y descubrirme inteligente en el resultado. Solo eso me llevaba a querer estudiar los números, pero no logré llegar hasta el fondo de todo ese gusto, ya que al final, poco a poco fue cediendo espacio para otros talentos. 


               


En la nueva película que protagoniza Ben Affleck - El Contador que se estrenará en los cines de Santa Cruz, el tráiler muestra partes coincidentes en las antes mencionadas. La matemática es una de ellas. La del esfuerzo. 


En este nuevo film, Ben Afllect actúa en el personaje de un contador que lava dinero para varias redes criminales. La doble vida que lleva muestran a un hombre práctico y de modales suaves. Es un Thriller, lleno de emoción y de balas. La matemática vuelve a coincidir con este actor. Para no hacer de Spoiler mejor nos quedamos con las expectativas que está generando esta película.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails