Buscar este blog

viernes, 27 de diciembre de 2013

VUELVE EL ESTADO EMPRESARIO



El esfuerzo privado ha encontrado una nueva competencia, la de su propio Estado, el que lo gobierna.

1985,  6 de agosto, Víctor Paz Estenssoro, con la cara cansada y los gestos maduros, se miraba al espejo mientras repasaba su discurso, "Bolivia se nos muere", repetía una y otra vez, al lado de su mesita de luz, un decreto sin  firmar, nominado con el 21060, esperaba pacientemente. En el papel escrito,  en un membretado de la República de Bolivia, el mandato rezaba  la muerte del modelo económico estatista que había caracterizado a la revolución nacional;  33 años antes,  el mismo presidente, como cosas del destino,  con el rostro más claro y lleno de virtudes y arrogancias, afirmaba lo contrario.


1985

Ese 29 de Agosto de 1985  se consideraba que la situación económica del país no era de las mejores, que la hiperinflación, los desajustes institucionales,  el déficit fiscal, y muchas cosas más, estaban mal;  por lo tanto, el decreto que  en su artículo primero, proponía  un régimen de tipo cambiario único, real y flexible del peso boliviano, daba inicio al nuevo modelo económico al que Paz Estenssoro auguraría por lo menos 20 años.

2005, se elegía un nuevo presidente, llamado Evo Morales, con el discurso indigenista y la propuesta clara y precisa de volver al modelo estatista. Desde ese preciso momento, que las lágrimas del nuevo mandatario corrían por su mejillas, como tantas veces se repetiría en su futuro, se cumplía la profecía. El modelo duró 20 años exactamente.


2005


Lanacionalización de YPFB y muchas otras empresas que fueron privatizadas en los años noventas, volvieron a generar ingresos para el gobierno, y de esa manera, la estrategia, se definía. El "empresario privado", en consecuencia, se convertiría en una muletilla repetitiva y desgastante,  en la representación de la derecha, a la que hay que enterrar.

26 de Diciembre de 2013, de nuevo, el gobierno arremete en su consigna de engrandecer su estructura empresarial; Evo Morales mediante ley  dictamina, que los empresarios privados no pueden realizar la inversión que los bolivianos necesitan y que las empresas del Estado Plurinacional si pueden. Es por eso, que como en 1985, se introduce en la historia económica del país, una página reescrita, con nuevas palabras pero que significan lo mismo. La ley de la empresa pública - donde se establecentres tipos de empresas: La estatal (EE), la estatal mixta (EEM) y la empresa mixta (EM).


Enlace permanente de imagen incrustada
2013

Más allá de que un decreto haya sido considerado como algo oportuno y que dos décadas después sea satanizado y maquillado en una ley que dice y propone lo mismo, y por lo tanto también tenga el mismo concepto de oportunidad, la economía y el esfuerzo empresarial, venga de donde venga, tiene la misma intención que propone el capitalismo, solo que esta vez, es del Estado portentoso y generoso.

Tal vez volverán los empresarios mendigos, esperando que el gobierno le solucione todos los problemas, o que la corrupción corrompa con el tiempo, los ideales nacionalistas. La pulseta de la izquierda y la derecha no dejan de ser más que luchas permanentes donde los Estados se convierten en estadios romanos con gladiadores que pelean por sobrevivir.

En este vaivén político económico, se desenvuelve Bolivia, con sus protagonistas y antagonistas, escribiendo una historia donde lo que se construye se destruye para volver a edificar sobre los escombros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails