Buscar este blog

domingo, 15 de abril de 2012

EL ALCALDE DE MI CIUDAD



 Otra vez el Alcalde Percy Fernández se ve envuelto en problemas que lo tienen contra la pared mediática. Entre las cámaras y la pared de la opinión pública. El alcalde más votado de las últimas elecciones, el hombre más querido por su ciudad, el gestor de una ciudad que creció al ritmo que dictaron sus locuras? Sería un crazy man si estuviera en un libro de Giovanna Rivero.

Tres cosas para valorar:

  • Una de ellas es que la gente asegura que ha sido el mejor alcalde. 
  • Dos: que lo están juzgando sin contemplation (trad. mental :contemplaishion) 
  • Tres: que lastimosamente el hombre ya está chocheando “nomaj” (esto lo digo con mi mas sincero respeto a la autority, por que se que algún día todos vamos a llegar a ese estado, y no es que piense que sea algo malo sino más bien lo considero part of the life)
 ¿Qué podemos hacer ante tanta información que llega a la mesa de redacción? ¿Cómo afrontamos tantos ángulos grabados por el cameraman y puntos de vista vertidos por los opinólogos y periodistas?

 Vamos a hacer el ejercicio desde esta perspectiva. Los medios de comunicación y la gente dicen que:
 • Fue el mejor alcalde de la ciudad
 • Que es el mejor alcalde de la ciudad
 • Que es un cruceñazo
 • Que es un loco e´ mierda
 • Que es muy divertido
 • Que es un abusivo
 • Las imágenes que hemos visto de él son más que elocuentes: intentó besar a una funcionaria y fue grabado por las cámaras de un medio de comunicación televisivo
 • Sus frecuentes peleas en el concejo municipal muestran a un hombre que se vuelve violento.
 • Las continuas agresiones verbales a la prensa con palabras ofensivas: forman parte de la historia que tiene con los periodistas.
 • Su atrevida acción de tocarle las nalgas a la presidenta del concejo Desiree Bravo, más allá que sea parte de las humoradas que el siempre hace, son desagradables e insultan a mucha gente que no comparte ese tipo de acciones de parte de un funcionario público. No solo una sino dos veces
• Todo grabado frente a las cámaras: nadie se entró a su casa a grabarlo a escondidas ni bajo producciones encubiertas (cámaras escondidas, etc.)
• ¿Intentó agarrarle las nalgas a la secretaria de gestión ivone satt? Ella lo negó como hizo la presidenta del concejo. Con justa razón o no, es su derecho.
Todos saben que no es mala intención: el alcalde es así dice los que lo conocen: aún con ese tipo de acciones hay mucha gente que da su apoyo “al mejor alcalde que ha tenido este pueblo” alegan y declaran sus “fans”.
¿Hizo alianza con el partido de gobierno MAS para mantener el rédito político? supuestamente.

 Todas estas conjeturas no son más que observaciones que se realizan después de ver en los medios de comunicación toda la información que sale sobre el tema y no es que uno se lo invente.

Si nos remitimos a lo que sucedió con la secretaria de gestión Dra. Ivonne Satt, pareciera que al alcalde se lo juzga por lo que el alcalduli en sus locuras puede hacer y no por lo que realmente hizo. A vista y paciencia de todos en el lugar el hombre realizó una acción propia de él. El jugueteo, el ser bonachón, el ser loco como lo conoce la gente. La primera reacción que ocurre en la mente de los que lo rodean: llamese amigo, gente de la prensa, funcionarios, público en general: es que “metió la mano otra vez”. Problemas de la mente  que almacena todo y se convierten en  lapsus que confunden todo. Es un problema por último de Estado, si, del más chico de los estados que es el municipal y para desgracia es del cruceño. De la city mas pujante supuestamente.  si de meter mano se trata, todo el mundo se siente en la libertad de meterla como le dé la gana: ya sea metiendo mano en un papel en blanco y escribiendo locuras como las del alcalduli o como dice joaquin sabina: “si la vida se deja yo le meto mano”.

 En resumidas cuentas: Hacerce el chistoso no vale tanto como que jueguen con el respeto que merecen las personas, sean concejalas agredidas, ciudadanos de este municipio, casa de la mujer, etc. nada  justifica una acción como las que nos tiene acostumbrado el alcalde. Y por más juicio que le metan a los que piensen que el alcalde es así y no de otra manera, de esa manera como quieren que los marketeros políticos o aficionados de él nos quieran hacer creer, las pruebas son más que suficiente.

 End of the message

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails